Caldo de Hueso Casero: Un Elixir de Salud y Sabor

145 min
retador

El caldo de hueso, a menudo llamado “bone broth”, es una bebida reconfortante y llena de beneficios para la salud. Esta receta te mostrará cómo preparar un caldo de hueso delicioso y bien elaborado que no solo es una delicia para el paladar, sino que también puede brindar nutrientes esenciales a tu dieta. ¡Acompáñanos en esta aventura culinaria y descubre cómo hacer una de las mejores recetas de caldo de hueso!

 

Caldo de Hueso Casero

Ingredientes (para 6 porciones):

  • 2-3 libras (aproximadamente 1-1.5 kg) de huesos de res, preferiblemente huesos de médula
  • 1 cebolla grande, pelada y cortada en cuartos
  • 2 zanahorias grandes, peladas y cortadas en trozos
  • 2 ramas de apio, cortadas en trozos
  • 4 dientes de ajo, pelados y aplastados
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de granos de pimienta negra enteros
  • 1 cucharadita de sal (ajusta al gusto)
  • Agua, suficiente para cubrir los ingredientes
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (ayuda a extraer los minerales de los huesos)

Instrucciones:

  1. En una olla grande, agrega los huesos de res y el vinagre de manzana. Cubre los huesos con agua fría.
  2. Lleva la olla a ebullición y luego reduce el fuego para mantener un hervor suave. Durante los primeros 20-30 minutos de cocción, retira la espuma y las impurezas que se formen en la superficie.
  3. Agrega la cebolla, zanahorias, apio, ajo, hojas de laurel y granos de pimienta a la olla. Cocina a fuego lento, parcialmente cubierto, durante al menos 1 hora. Cuanto más tiempo cocine, más rico será el sabor y más nutrientes se liberarán de los huesos. Si deseas un caldo más concentrado en menos tiempo, puedes reducir el tiempo de cocción 1 hora y media.
  4. Después de la cocción, retira los huesos y las verduras con una espumadera. Luego, cuela el caldo a través de un colador fino o una gasa para obtener un líquido limpio y claro.
  5. Ajusta la sal al gusto y sirve el caldo caliente. Puedes disfrutarlo como una bebida reconfortante o utilizarlo como base para sopas y guisos.

 

Tips para un Caldo de Hueso Perfecto:

  • Usa huesos de buena calidad, preferiblemente huesos de médula, ya que contienen más colágeno y sabor.
  • El vinagre de manzana ayuda a extraer minerales de los huesos. No omitas este paso.
  • Cocina a fuego lento durante el tiempo que tengas disponible para obtener los mejores resultados.
  • Almacenado adecuadamente, el caldo de hueso puede durar en el refrigerador hasta una semana o congelado durante meses.

 

¡Disfruta de tu caldo de hueso casero y únete a nuestra comunidad para más recetas y consejos saludables!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed

More Stories